Con ceremonia ancestral el pueblo Pemón recibió en la Quebrada de Jaspe a la Abuela Kueka

Después de haber recorrido más de 11 mil kilómetros nuestra piedra Kueka ya se encuentra en la comunidad Santa Cruz de Mapaurí en el municipio Gran Sabana del estado Bolívar, símbolo sagrado que recibió el pueblo Pemón con mucha gratitud y esperanza para la paz y armonía del universo en la Quebrada de Jaspe que este 21 de abril fue declarada Monumento Nacional de Venezuela por parte del Gobierno Bolivariano.

En la ceremonia ancestral estuvo presente la ministra de Pueblos Indígenas Aloha Núñez, el ministro de Cultura Ernesto Villegas, el ministro para el Ecosocialismo Osvaldo Barbera, el viceministro de Seguridad Ciudadana del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Endes Palencia, el viceministro de Turismo, Alí Padrón, y el gobernador Justo Noguera.

La titular de la cartera indígena manifestó «en nombre de todos los pueblos indígenas de Venezuela expresamos nuestra alegría porque Kueka ya está con nosotros, sentimiento que hoy comparten los pueblos originarios del mundo por el rescate de este bien cultural del pueblo Pemón. Gracias a la diplomacia de paz liderada por nuestro Gobierno Bolivariano, y al apoyo irrestricto de nuestro Presidente Nicolás Maduro, hoy se cristaliza un sueño que nos permitió traerla a Mapaurí, símbolo sagrado que recibimos junto al pueblo Pemón con mucha espiritualidad, pero sobre todo con gratitud y esperanza para la paz y armonía del universo. Después de 21 años y 8 meses tenemos de vuelta a nuestra abuela. El pueblo Pemón nunca perdió la esperanza; la repatriación de Kueka es un referente de la batalla que libran muchos hermanos en el mundo para que les sean devueltos los bienes patrimoniales que les fueron robados desde los tiempos de la colonización».

Por su parte, el ministro Villegas, quien hizo entrega de la Orden «Francisco de Miranda» y del Premio «Aquiles Nazoa» a los indígenas de la comunidad, expresó «Quienes creyeron llevarse una piedra de adorno no se imaginaban que aquella, que era apenas la abuela de los pemones, terminaría como la abuela de toda de Venezuela. La causa pemona, la causa de Kueka, se transformó en la causa de Venezuela, el Estado venezolano hizo suya la aspiración de justicia del pueblo indígena Pemón, y eso no es común».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *